Butt Blitz: el movimiento ecológico que recolecta colillas para reciclarlas

Butt Blitz y su misión de recolectar colillas de cigarro.

¿A dónde van a parar las colillas de cigarro después de que son arrojadas al suelo? La realidad es que este residuo no desaparece por arte de magia, por el contrario, permanece en el mundo por más de diez años. Y aunque es un problema muy grave, hay muchas personas que están dispuestas a solucionarlo. En esta ocasión te presentamos el movimiento Butt Blitz, en donde cientos de voluntarios recolectan colillas para reciclarlas. 

¿Qué es Butt Blitz?

Butt Blitz es una campaña anual creada por una organización ambiental en Canadá. El objetivo principal es desafiar a las personas a recolectar las colillas de cigarro que están en los espacios públicos de sus ciudades. 

Desde su creación en 2015, ha logrado reunir cientos de voluntarios dispuestos a crear paisajes más verdes y libres de residuos. Sin embargo, otro objetivo muy importante de esta campaña es concientizar a todas las personas sobre lo peligroso que son las colillas cuando no las desechamos de forma correcta. 

Y si lo anterior no es suficiente, Butt Blitz también ayuda a reciclar todas las colillas que son recolectadas. Gracias a esto se pueden reutilizar en la construcción de bancos o mesas de parques. 

Una persona en contra de 10 mil colillas 

Los voluntarios que participan en la campaña de Butt Blitz no se toman el reto a la ligera. Incluso convirtieron la recolección de colillas en una competencia por equipos. Esto hace que las actividades sean más organizadas, eficientes y divertidas. 

Por ejemplo, un solo equipo es capaz de reunir hasta 85 mil colillas en su localidad. Un hecho muy importante considerando que pueden registrarse hasta 35 equipos en todo el país. Su meta final es lograr reunir más de un millón de colillas, pues se necesita esa cantidad para construir una banca de parque.

¿Crees que lograrán cumplir su misión? Nosotros estamos seguros que sí. 


También te puede interesar conocer estos 10 datos sobre los colibríes.

Fuente: Intelligencer