Te explicamos qué son los microplásticos.

Qué son los microplásticos

¿Alguna vez has escuchado la palabra microplásticos? Te explicamos qué son. 

Los microplásticos son pequeñas partículas sintéticas derivadas del plástico que miden menos de un milímetro, por lo que casi no podemos notarlos. 

¿En dónde podemos encontrarlos?

Los microplásticos pueden ser fabricados u originarse de otros productos plásticos de mayor tamaño. Se clasifican de la siguiente manera:

  • Microplásticos primarios. Se encuentran presentes principalmente en productos cosméticos como los exfoliantes; cuando son desechados pueden llegar al mar sin sufrir cambio alguno.
  • Microplásticos secundarios. Estos se originan por la degradación de otros productos, como bolsas o botellas de plástico, debido a la erosión de agua, del viento o a las altas temperaturas.


En general, podemos encontrarlos en productos de limpieza, en las fibras sintéticas de nuestra ropa, en productos de higiene personal o en botellas y bolsas de plástico. 

¿Por qué son peligrosos?

Los microplásticos, al ser de un tamaño tan pequeño, no son fáciles de eliminar y por eso terminan por contaminar el mar. Además, los animales marinos los ingieren porque los confunden con alimento.

Pero esta problemática no solo afecta a la vida marina, también afecta a los humanos. Un estudio elaborado por la Universidad de Newcastle en 2019 reveló que las personas ingerimos 5 gramos de microplásticos a la semana, lo cual es equivalente la proporción de una tarjeta de crédito. Esto es gracias a que consumimos peces que se alimentan de plástico o bebemos agua contaminada. 

¿Cómo podemos reducir la generación de microplásticos?

Los microplásticos son una fuente de contaminación muy peligrosa y es casi imposible de eliminarla por completo, pero podemos evitar que se generen más. Estas son algunas medidas que podemos hacer para solucionar este problema: 

  • Evita comprar botellas y bolsas de plástico. 
  • No uses popotes desechables.
  • No tires basura en las calles. 
  • Compra ropa hecha con fibras naturales. 
  • Evita los exfoliantes sintéticos.
  • Usa detergentes biodegradables.


Recuerda, no importa cuál es el tamaño o el origen del plástico, todos terminan contaminando el medio ambiente. Y depende de nosotros ayudar a que esto no continúe ocurriendo. 

También te invitamos a conocer más sobre el Día Mundial de los Océanos

Fuente: WWF / Geoinnova